La inseguridad de los autobuses escolares

Algunas de las preguntas más frecuentes que se plantean los padres y madres al dejar a su hijo en el autobús escolar es la siguiente: ¿Viajan seguros nuestros hijos? ¿Hay una normativa clara para el transporte escolar?

Pues bien, tras el real decreto 667/2015 de julio de 2015, siguen existiendo ciertos vacíos legales que afectan a los más de 600.000 niños que viajan en transporte escolar cada día. Aunque desde octubre de 2007 todos los autobuses nuevos están obligados a llevar cinturones de seguridad, se permite que dichos autobuses puedan prestar este servicio durante diez años, incluso dieciséis si realizaban esta actividad previa aprobación del decreto. Esto significa que todavía quedan algunos años para que todos los autobuses escolares sean obligados a llevar cinturón de seguridad, siendo actualmente el 56% de autobuses los que carecen del mínimo sistema de retención para el pasajero.

Las diferencias también se pueden observar dependiendo del tipo de colegio con el que nos encontremos. En el caso de los colegios públicos, ya son prácticamente todas las administraciones las que obligan a que la compañía que preste este servicio de transporte escolar, tenga instalados en su flota cinturones de seguridad. En el caso de los colegios privados y concertados, dependerá de la conciencia y responsabilidad del propio colegio y de la presión que puedan ejercer padres y madres del mismo.

Según dice la DGT, la probabilidad de que un niño sobreviva a un accidente a 50 km/h sin ningún tipo de medida de seguridad es prácticamente nula y que el sobrevivir no está garantizado incluso a velocidades inferiores.

Desde Euraslog trabajamos sin descanso para intentar concienciar a la sociedad de las carencias de seguridad que sufren nuestros pequeños dada la problemática en cuanto a una correcta regulación estatal. Son los padres y madres de los niños que viajan en autobús al cole los que deberían tomar cartas en este asunto mediante la presión que puedan ejercer a sus centros escolares.

Construyamos entre todos un mundo más seguro para nuestros pequeños, que son el futuro de esta sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *