Archivos del Autor: admin

CONSEJOS PARA LA SEGURIDAD INFANTIL EN EL HOGAR

Más de la mitad de los accidentes infantiles se producen en el hogar. Según un informe que remitió AciertoCom, los accidentes domésticos ocurren cada 24 segundos.

Según la OMS, «Un accidente es un hecho eventual, anómalo e involuntario del cual resulta daño físico o psíquico, como consecuencia de una falta de prevención o defecto de seguridad» en otras palabras: Si se puede prevenir NO es un accidente.

 

 

A continuación os ofrecemos una serie de tips que escribió María Ángeles Miranda para la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, que nos ayudará a potenciar la prevención de accidentes infantiles en el hogar:

  1. Gatear por la casa a la misma altura y con ojos de niños es la mejor forma de detectar y eliminar riesgos que estén accesibles al bebé
  2. Poner topes de puertas (antipilladedos) para evitar que introduzcan sus pequeños dedos en los ángulos y en el lateral y se lesiones
  3. Bloquear al acceso infantil cajones y armarios con contenido de riesgo para el niño, ubicar y bloquear este contenido (cuchillos, tóxicos de limpieza, botiquín, cerillas, mecheros, etc.) a una altura inaccesible y fuera de su campo de visión
  4. Al cocinar hazlo en los fuegos interiores, protege los mandos y la puerta del horno, tampoco transportes líquidos o sólidos calientes mientras el niño se encuentre en el mismo espacio para evitar quemaduras
  5. Asegura el cierre de las ventanas y balcones con bloqueadores de seguridad, inaccesibles para el pequeño pero de fácil acceso para los adultos. Evita la instalación de rejas que bloquean la salida en caso de emergencia, instala redes de seguridad anticaídas certificadas. Lámina los vidrios para evitar que en caso de rotura lo hagan en trozos
  6. Instala barreras de seguridad en espacios donde no quieras que el niño acceda y en escaleras: en la parte superior opta por una barrera atornillada para evitar que se deslice con el uso. No olvides cubrir otros huecos por lo que el pequeño cuerpo del bebé podría caer
  7. Protege a los niños del fuego con barreras de seguridad y a toda la familia con detectores de humo y de monóxido de carbono
  8. Los suelos y las alfombras deben ser antideslizantes para evitar caídas y resbalones, además despeja e ilumina las zonas de tránsito
  9. Los enchufes deben contar con protección infantil que evite que los niños introduzcan los dedos y materiales comunicantes, recuerda también no dejarles jugar  y manipular aparatos eléctricos
  10. Mantén inaccesibles al niño los cordones de las cortinas y los cables eléctricos para evitar estrangulamientos
  11. Minimiza las consecuencias de golpes o caídas accidentales contra esquinas incorporando protecciones acolchadas absorbente de impactos en cantos y esquinas
  12. Evita dejar objetos llamativos y juguetes dentro de su campo de visión e inalcanzables, ancla muebles auxiliares y TV a la pared para evitar que se les pueda caer encima si intentan escalar.
  13. Son adorables y en general tienen un paciencia ilimitada con los niños, pero nunca sabemos cuál es su nivel de aguante: cuando la mascota y el niño estén juntos no los dejes sin supervisión.
  14. Supervisa al bebé siempre en el jardín: especial atención si has abonado, tienes plantas tóxicas o que puedan producir heridas y sobre todo si hay piscina, estanque o fuente.

 

¿ Cuándo pueden empezar a viajar los niños en el asiento delantero?

La seguridad vial sufre actualizaciones constantemente, todo sea por una mejora en nuestra protección. Pero que a los niños les encante ir en el asiento delantero, eso no cambia.

Actualmente también existen una serie de características en la Ley de Tráfico que se deben tener en cuenta en cuanto al momento adecuado para que los niños puedan sentarse en el asiento delantero, es decir, en el asiento del copiloto.

Desde el 1 de octubre de 2015, está prohibido que viajen en el asiento delantero de un vehículo siempre que midan igual o menos que 1,35 metros. ¿Qué ocurre cuando el coche es biplaza? ¿Y si todas las sillas infantiles no se pueden instalar en los asientos traseros?

La reciente normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT) contempla tres excepciones que sí permiten a un niño con una estatura de 1,35 metros o inferior viajar con su sillita infantil en el asiento del copiloto.

La primera de las excepciones se refiere a los vehículos biplazas, es decir, con sólo dos plazas delanteras o incluso tres en el caso de furgonetas.

También podrán viajar en los asientos delanteros cuando todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores con una altura igual o inferior a 1,35 metros y que, por tanto, también necesiten utilizar un sistema de retención infantil.

¿Y cómo llevamos a tres niños pequeños en un coche si no entran tres sillitas infantiles en la parte posterior? En ese caso la normativa sí permite que un menor ocupe el asiento delantero con su sillita infantil correspondiente, al igual que en el caso de que el vehículo solo tenga dos asientos traseros homologados.

Es importante recordar también que en el caso de que sea necesario llevar a un niño en el asiento delantero en una silla en sentido inverso a la marcha (sillitas del grupo 0+ de 0 a 13 kilos) es necesario desconectar el airbag frontal de pasajero.

El uso de los S.R.I. reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones en caso de accidente. Si no se llevan a cabo estas normativas, los menores podrían sufrir lesiones como: Hasta los 2 años las lesiones más frecuentes son de cuello generadas por el tamaño de la cabeza y la debilidad de la columna vertebral, de 2 y 4 años, en este periodo el daño se sitúa en la cabeza debido a que las vértebras no son demasiado fuertes para soportar desaceleraciones bruscas. Mientras que en las edades comprendidas de 4 a 10 años, las contusiones más fuertes se dan en la zona abdominal, puesto que corren el riesgo de sufrir hemorragias internas o lesión abdominal, ya que los órganos no se encuentran lo suficientemente fijados a su estructura abdominal.

¿Qué dice la normativa respecto a la seguridad infantil en los autobuses?

 La normativa actual en cuanto al transporte de menores en autobuses se ha tratado de diferenciar en un principio entre el denominado transporte escolar y el traslado en todo tipo de autobuses en general.

 

Así, por tanto, existe una normativa exclusiva para el transporte escolar, en donde además de tratar la seguridad durante el trayecto, se fijan las bases a cumplimentar en cuanto a la tipología de autobuses, antigüedad, duración de trayectos, paradas, etc. En el presente documento nos ceñiremos exclusivamente en lo relativo a la seguridad infantil durante el trayecto, en lo relacionado al empleo de cinturones de seguridad y/o Sistemas de Retención Infantil (SRI). Vamos a analizar previamente el RD965/2006 (ANEXO I).

El primer hecho destacable del Real Decreto es:

20 de octubre de 2007: a partir de esta fecha los Estados Miembros denegarán la matriculación de los vehículos que no tengan instalados sistemas de retención.

Es decir, ya no se podrá matricular ningún autobús que no cuente con cinturones de seguridad. En este apartado no se especifica qué tipo de cinturones deben ser instalados (de 2 o 3 puntos), pero sí de su obligatoriedad. A destacar del citado reglamento, la obligatoriedad siempre de aquellos pasajeros de más de 3 años de emplear el cinturón de seguridad o el sistema de retención infantil, con una clara nota: SIEMPRE SEAN ADECUADOS A SU TALLA Y PESO. Los pasajeros de más de tres años de edad cuya estatura no alcance los 135 centímetros, deberán utilizar los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados instalados en los vehículos de más de nueve plazas, incluido el conductor, siempre que sean adecuados a su TALLA y PESO.

Un estudio realizado entre otros muchos, por la Asociación Española de Pediatría (AEP) bajo el título: “Síndrome del cinturón de seguridad: lesión medular aguda por uso incorrecto del cinturón de seguridad.”

https://www.analesdepediatria.org/es-sindrome-del-cinturon-seguridad-lesionarticulo-13097363

Este informe demuestra claramente (al igual que ocurre ya desde hace años en el automóvil), que los cinturones de seguridad, diseñados para adultos, no son adecuados para los menores.  Entonces, se llega a una conclusión irrevocable; Si en el traslado de menores en autobús se deben emplear Sistemas de Retención Infantil o cinturones, sólo si éstos son adecuados a estatura y peso, y queda claro, que los cinturones no son adecuados para los menores, ES OBLIGATORIO EL USO DE SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL.

Si está claro entonces que se debe emplear siempre un Sistema de Retención Infantil en el traslado de menores en autobús, ¿Por qué no se hace así? Básicamente por dos motivos:

– Las butacas de autobús no están preparadas para su uso

– Los SRI existentes están pensados para el automóvil.

 

Sólo Euraslog ha conseguido desarrollar un SRI adaptable a todo tipo de butacas, y respondiendo a las necesidades de ambas partes; Usuarios y empresas de transporte escolar.

LA VUELTA AL COLE

 

Cientos de miles de niños ven estos días cómo las vacaciones estivales han llegado a su fin, y con ello el arranque de un nuevo curso escolar. Aunque las fechas de inicio del nuevo año lectivo no son las mismas para las diferentes comunidades autónomas, será el 12 de septiembre cuando todas las aulas españolas estén funcionando a pleno rendimiento.

 
De todos los peques que en estas fechas se incorporan a sus centros educativos, son más de 600.000 alumnos los que utilizan el transporte escolar cada día como medio para llegar al cole.

 La gran preocupación que mostramos en Euraslog desde hace tiempo radica en la incomprensible carencia de seguridad vial que sufren nuestros pequeños en los autobuses.

 Son muchos expertos del sector los que coinciden en que los sistemas de retención con los que cuentan las distintas flotas de autobuses, como pueden ser los cinturones de dos y tres puntos, apenas aportan seguridad en caso de accidente a los menores.

 Es por ello que seguimos insistiendo y trabajando con las autoridades responsables de esta competencia para acabar con este riesgo y evitar consecuencias fatídicas en un futuro no muy lejano, proporcionando el único sistema de retención infantil homologado en Europa para autobuses, la Kidy Bus Harness e instruyendo a padres, madres y colegios en materia de seguridad vial infantil.

 

 Desde Euraslog animamos a todos aquellos padres y madres a comenzar la vuelta al cole con buen pie, y qué mejor manera que regalando seguridad a sus seres más queridos.

 

¿ Es Válida la Kidy Bus para el máximo número posible de butacas de autobús?

“La kidy Bus Harness es válida para el máximo número posible de modelos de butacas de autobús”

Los reglamentos R44 y R129 especifican claramente las pruebas que todo SRI debe cumplir para conseguir la homologación. Entre ellas se marcan las condiciones de ensayo que deben pasar en el caso de las pruebas de choque y la bancada que para tal efecto se debe emplear. Un estándar para todos los ensayos pero para los vehículos M1. En el caso de las butacas de autobús, dicho estándar no se cumple, para lo que se deben emplear butacas reales para las pruebas de impacto. Para tal prueba de homologación se buscó la mayor representatividad en el mercado, para poder dar solución a la mayor parte de menores que emplean el autobús. Por ello se seleccionó Irizar, con una cuota de mercado en España del 47% de la flota de autobuses (no urbanos) y con cerca del 60% si nos focalizamos en el transporte escolar. Irizar, como la práctica totalidad de carroceros del mundo, no fabrica las butacas de autobús, pero si selecciona y customiza las que emplea en sus vehículos homologándolas para su uso. El fabricante de las butacas de autobús de Irizar es Sunviauto, la cual también fabrica y comercializa la marca Vogël, que a su vez tiene relación directa con la marca Brusa. La butaca seleccionada para las pruebas de ensayo es la más estándar del catálogo, la cual coincide en chasis con la mayoría de las fabricadas, haciéndose extensible no sólo a las butacas de Irizar sino también a todas bajo chasis ECO (Ligerus F450, Eco 05, Eco 010, Eco 015, Eco 020, Eco 030, Eco 040, Conturo, Elan y Básico ). Con esta prueba se conseguía no sólo dar cobertura al mercado anteriormente citado sino también a otros carroceros que instalaran estos modelos de butacas, subiendo más aún el porcentaje de menores usuarios.

Euraslog acuerda con El Corte Inglés la distribución de la Kidy Bus Harness

 Desde Euraslog estamos muy contentos por anunciar nuestro acuerdo con El Corte Inglés, líder español en cuanto a grandes almacenes se refiere. La multinacional ha depositado su confianza en nosotros y, por consiguiente, se ha sumado a la emergente preocupación por la seguridad de los más pequeños.

 Son más de 600.000 los niños que viajan diariamente al colegio en autobús, y ninguna es la ley que obliga a estos peques a ir sujetos adecuadamente en el trayecto.

 Es por ello que tanto las grandes compañías de autobús de nuestro país,  así como los grandes almacenes de distribución, están tomando posición en esta creciente batalla para conseguir la máxima seguridad posible cuando nuestros niños viajen en autobús.

 Nuestro producto estrella, la Kidy Bus Harness, se podrá adquirir tanto en la web de El Corte Inglés como en sus siguientes tiendas físicas: Madrid (Castellana), Barcelona (Pl. Catalunya), Valencia (Pintor Sorolla), Bilbao, Málaga, Vigo y Zaragoza.

 Agradecer de nuevo al grupo El Corte Inglés la confianza depositada en nosotros y el ejemplo de conciencia en un tema tan delicado e importante como la seguridad vial infantil.

Celebración del XX aniversario de City Sightseeing

La empresa sevillana de autobuses turísticos City Sightseeing ha celebrado esta semana su conferencia anual, que reúne a los franquiciados de todos los rincones del mundo donde está presente la multinacional. Con motivo de su vigésimo aniversario, la marca organizó actividades y excursiones por la ciudad y su provincia para que todos los operadores internacionales conocieran las raíces de lo que es hoy en día una empresa líder en el sector turístico.

 Durante las jornadas de conferencias, los participantes debatieron diversos temas de actualidad relacionados con el sector, así como las bases que marcarán la estrategia de la marca en el futuro para seguir posicionándose en los primeros puestos en materia de turismo internacional. Su presidente, Enrique Ybarra, declaró que en estos primeros veinte años “han sido testigos de la evolución imparable que experimenta la industria turística, exigiendo una constante reinvención para adaptarse a la irrupción de la tecnología y el gusto de los viajeros”.Cabe destacar que la empresa sevillana cerró 2018 con una cifra récord de 13,5 millones de pasajeros.

 Euraslog, como partner de City Sightseeing, estuvo presente en estas jornadas, en las que representantes de la firma de los cinco continentes pudieron comprobar la fiabilidad de nuestro sistema de retención infantil para autobuses, Kidy Bus, y la posible implementación de éstos en sus archiconocidos autobuses turísticos.

 Seguimos forjando alianzas en vistas de un futuro más seguro y sostenible para todos los miembros de nuestras familias.

La evolución del SRI en el tiempo

Desde que Karl Benz patentase el automóvil en 1886, muchos han sido los elementos que se han utilizado para conseguir viajar con la máxima seguridad posible, sobre todo pensando en los más pequeños. Un repaso a los artilugios que se han empleado durante todo este tiempo nos dará una idea de la evolución no sólo del coche, sino de la ciencia en general.

 Si nos trasladamos a los orígenes de los Sistemas de Retención Infantil, los niños eran metidos en pequeños sacos que a su vez iban atados al coche. El objetivo era que los pequeños no se moviesen de su asiento, y por consiguiente, no molestasen al conductor. El manejo del coche requería concentración debido a lo novedoso de la actividad, por lo que los niños no eran bienvenidos en estos primeros paseos.

En esta época, y debido tanto a la escasez de vehículos como a la reducida velocidad de estos, la seguridad no era una auténtica preocupación. Sin embargo, con el cambio de siglo la situación se vio modificada, y la fabricación por parte de Henry Ford hizo que poco a poco su uso se fuese masificando. La dificultad de conducción fue en aumento, teniendo que esquivar tanto a peatones como a otros vehículos, y aumentando el tiempo que se pasaba dentro de ellos. Fue en 1930 cuando se creó la primera sillita para bebés.

 A pesar de que durante estos años comenzaba a pensarse más en la seguridad del conductor, creando los primeros cinturones, el objetivo de la silla para bebé no buscaba más que seguridad para el resto de pasajeros, evitando que el pequeño molestase. Viendo la poca repercusión que este invento tenía, en 1970 comenzó una campaña masiva de información social a nivel internacional en la que se intentaba explicar por qué las sillitas eran un accesorio recomendable para todos aquellos que tuviesen niños pequeños. Conseguir que los padres comprasen las sillitas pasaba por demostrarles que sus hijos se exponían a un peligro real mientras estaban de viaje.

 Estas acciones dieron sus frutos, y desde 1985 el número de padres que compran sillitas para sus bebés no ha dejado de crecer.

 Los fabricantes invierten sus esfuerzos, año tras año, en obtener sillas de mejor calidad que mantengan lo más seguro posible a los niños, por eso es importante que los padres sean conscientes de estos avances, eligiendo la mejor silla a su disposición, ya que aún es elevado el número de muertos en accidentes porque no usaban la protección correcta.

 De esta manera, las campañas de sensibilización que se desarrollaron en la década de los 70 se mantienen casi en su totalidad en la actualidad, ya que con los pequeños toda precaución es poca.

Euraslog y Cáritas unidos por un mundo más seguro

Desde Euraslog somos conscientes de los problemas sociales que miles de personas, entre ellos niños, sufren cada día. Es por ello que no queremos dejar pasar ninguna oportunidad que se nos presente para aportar nuestro granito de arena.

 Tras conversaciones mantenidas con Cáritas, vimos que era realmente una necesidad el renovar los SRI del autobús que traslada a los pequeños de la Escuela Infantil del CAYAM de Cáritas en el municipio de Murcia, y nos comprometimos a donar el 62% del total de la factura comercial del pedido que nos hacían llegar.

Nos entusiasma poder trabajar con este tipo de entidades que tanto hacen por nuestra sociedad y los más necesitados, y gracias a este acuerdo el autobús del CAYAM está ya totalmente equipado para transportar a los pequeños con la máxima seguridad posible.

Euraslog y Cáritas trabajando día a día por un mundo más seguro para nuestros pequeños.

La inseguridad de los autobuses escolares

Algunas de las preguntas más frecuentes que se plantean los padres y madres al dejar a su hijo en el autobús escolar es la siguiente: ¿Viajan seguros nuestros hijos? ¿Hay una normativa clara para el transporte escolar?

Pues bien, tras el real decreto 667/2015 de julio de 2015, siguen existiendo ciertos vacíos legales que afectan a los más de 600.000 niños que viajan en transporte escolar cada día. Aunque desde octubre de 2007 todos los autobuses nuevos están obligados a llevar cinturones de seguridad, se permite que dichos autobuses puedan prestar este servicio durante diez años, incluso dieciséis si realizaban esta actividad previa aprobación del decreto. Esto significa que todavía quedan algunos años para que todos los autobuses escolares sean obligados a llevar cinturón de seguridad, siendo actualmente el 56% de autobuses los que carecen del mínimo sistema de retención para el pasajero.

Las diferencias también se pueden observar dependiendo del tipo de colegio con el que nos encontremos. En el caso de los colegios públicos, ya son prácticamente todas las administraciones las que obligan a que la compañía que preste este servicio de transporte escolar, tenga instalados en su flota cinturones de seguridad. En el caso de los colegios privados y concertados, dependerá de la conciencia y responsabilidad del propio colegio y de la presión que puedan ejercer padres y madres del mismo.

Según dice la DGT, la probabilidad de que un niño sobreviva a un accidente a 50 km/h sin ningún tipo de medida de seguridad es prácticamente nula y que el sobrevivir no está garantizado incluso a velocidades inferiores.

Desde Euraslog trabajamos sin descanso para intentar concienciar a la sociedad de las carencias de seguridad que sufren nuestros pequeños dada la problemática en cuanto a una correcta regulación estatal. Son los padres y madres de los niños que viajan en autobús al cole los que deberían tomar cartas en este asunto mediante la presión que puedan ejercer a sus centros escolares.

Construyamos entre todos un mundo más seguro para nuestros pequeños, que son el futuro de esta sociedad.