QUINCE ACTIVIDADES PARA REALIZAR CON NIÑOS EN VERANO

Llega el verano, y con él las vacaciones de todos tus peques. Durante el año lectivo, el frenesí de la vida diaria nos roba muchas horas con nuestros hijos. No dejes que pase este periodo de convivencia sin haber invertido las máximas horas posibles en pasarlas con ellos, jugar, divertiros e ir conociéndolos.

 

Desde Euraslog, compartimos este artículo de nuestros amigos de Hero Baby, en el que nos recomiendan quince actividades para realizar con los peques en verano, de forma que no haya ni un solo día en el que estén aburridos.

Con las vacaciones pasamos de ver a nuestros pequeños unas pocas horas al día a tenerlos todo el tiempo en casa. Muchas veces, no somos conscientes de la importancia que tiene para la educación y el desarrollo psico-social de nuestros pequeños los periodos de descanso. En vacaciones ellos buscarán pasar más tiempo con sus padres o hermanos, y debemos intentar no fallarles. Un niño en verano busca aventuras, actividades al aire libre y mucho mucho cariño. Hoy en Hero os ayudamos con la locura de ser padres apostando por quince actividades con niños en verano con las que pasar tiempo con tus hijos mientras se divierten. ¿Tienes lápiz y papel?

1-. Día de picnic en la Playa o la piscina

Haz bocadillos, coge unos zumos, unos yogurines, barritas y agua y lánzate a la aventura de un día al aire libre de picnic en la playa, piscina o garganta fluvial que tengas más cerca. Los niños aprecian la sencillez de los planes y la libertad que les da. Llévate a tus pequeños a disfrutar sin preocuparte demasiado de lo que llevas en la mochila.

2-. Manualidades

Construir un castillo medieval con una caja de cartón o crear una ciudad a base de muñecos y mobiliario urbano de plastilina. Dentro de todas las actividades con niños en verano, ésta será sin duda una de las que más puedes abusar.

3-. Visitar los museos de tu ciudad

Fomenta la cultura en tus hijos. Seguro que por muy grande o pequeño que sea tu lugar de residencia cuenta con vida cultural. Investiga y sorprende a tus hijos con una visita cultural a museos o monumentos importantes. Haz que se sientan exploradores y que descubran todo lo que su ciudad puede hacer por ellos culturalmente. Además, muchos museos en verano cuentan con actividades infantiles pensadas especialmente para ellos.

4-. Ir al zoo o pasar el día en un parque acuático

Animales y agua. Quizá dos de las cosas que más le gustan a un niño. Prepara los bañadores y apúntate a llevarlos a uno de esos parques que tienen piscinas y toboganes para que disfruten al máximo. Y si en tu localidad no tienes ninguno cerca, siempre puedes planear una visita a un zoo o a una protectora de animales (que admitan visitas) para que tengan contacto con la naturaleza.

5-. Hacer tu propia acampada en el jardín

¿Tienes tienda de campaña? ¿Se la puedes pedir a algún amigo? Hazlo, no sabes lo mucho que disfrutarán tus pequeños si les planteas una noche de acampada en vuestro jardín. No hace falta irse a ninguna parte, sólo prepáralo todo para cenar fuera y dormir en las tiendas de campaña, contando historias y pasando un rato genial de compañía. ¿No te seduce la idea?

6-. Batallas de globos de agua

Esta actividad causará furor. Compra globos de agua pequeñitos y propón a toda la familia que se ponga los bañadores para una batalla campal en el jardín con los globos de agua. ¿Quién ganará? Eso sí, piensa un premio para el equipo ganador.

7-. Crear tus propios helados de polo caseros, como este rico y fácil helado de yogurt con galleta y mermelada de fresa.

Primero mezclad el yogur con las galletas finamente trituradas. Introducir la mitad de la mezcla del yogur en un molde de helado y dejarlo  en el congelador durante media hora. Pasado el tiempo, integra en el molde la mermelada de fresas y déjalo nuevamente por 30 minutos en el congelador para que endurezca. Finalmente, integra la otra mitad de la mezcla del yogur y coloca un palito para sostener el helado. Déjalo reposar en el congelador para que esté listo como merienda o postre.

8-. Ejercicio en familia

Dos equipos, una pelota. ¿A quién no le gusta eso? Fomenta el deporte en familia apostando por actividades que incluyan actividad física. A todos os vendrá bien.

9-. Gymkanas caseras

Otra actividad con la que sorprenderás y te ganarás a tus pequeños y a los menos pequeños es organizar una gymkana por toda la casa. Puedes preparar varios tipos de pruebas: un circuito físico (con cajas de cartón, que se tengan que meter dentro, que tengan que ir pisando unas losas y otras no, que tengan que alcanzar algo colgado, etc…), responder preguntas o juegos de destreza visual. Los tendrás distraídos toda la tarde y os servirá para conoceros mejor y divertiros en familia.

10-. Ir al cine de verano o montar un cine en casa

Si dispones e una terraza, una sábana y un proyector ¡Ya lo tienes todo para un cine de verano! Dispón cojines por le suelo, un mesa pequeña para la cena, las palomitas, pipas, helados, etc.   Ahora falta lo más difícil poner de acuerdo a toda la familia para elegir la película.

11-. Hacer una piñata de Minions

12-. Hacer una ruta en bici

Todos tenemos bicicletas, y si no, siempre puedes alquilarla para la ocasión.

13-. Fiesta de disfraces familiar en el jardín

Fiesta Hawaiana, fiesta ibicenca o fiesta de superhéroes. Disfrázate con tus pequeños y haz que vean que sus padres son ‘tan enrollados’ como sus amigos.

14-. Karaoke en familia

¿A quién no le gusta el karaoke? Saca tu lado más artístico delante de tus hijos y canta en casa aprovechando internet y Youtube, varias canciones a modo de karaoke.

15-. Crear un guión y grabar un corto con el móvil.

Cualquiera tiene un Smartphone. Propón a tus pequeños ser directores de cine durante un día y que graben sus propias historias. Podéis desde crear un guión común y grabarlo, con sus escenas y actores ‘profesionales’ hasta hacer un concurso y que cada uno de ellos presente su vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *